13 nov. 2016

Convierte la tapa de un cajón en un perchero paso a paso.

Bienvenid@ a Trastos con Arte!!

A ver, que podemos hacer con esta tapa de cajón que me encontré...
Vamos a darle una segunda oportunidad. Le daremos otro uso...




Esta vez te enseño como podemos convertir la tapa de un cajón viejo en un práctico perchero.
Es un proyecto sencillo, rápido y fácil.

Lo primero es quitarle en antiguo tirador (lo guardo por si me hace falta para otro proyecto)
Y por supuesto lo limpio, le di con una mezcla de alcohol y aguarrás con una lana de acero y le pasé un trapo.

Le realicé cuatro agujeros con un taladro y brocas para madera, para ponerle tiradores cuando esté terminado. Pero vi que se quedaría muy justo, así que lo rectifiqué, tape los agujeros con masilla lijé por encima y le realice tres agujeros... Ups!

Nota: No te preocupes en cometer errores casi todo en esta vida tiene solución!! ;)




Lo segundo es lijarlo, no demasiado, no quiero levantar la pintura que lleva. Solamente hacerlo mas poroso para que nos agarre la imprimación que le pondremos encima.



Así quedó con la imprimación. Use una imprimación blanca al agua en spray.



Una vez seco, con una brocha normal, esta vez no me importa que se vea los brochazos, le di dos capas de pintura al agua color turquesa oscuro... Siguiendo la linea de mi recibidor... si quieres ver como realicé el recibidor pincha aquí.





Una vez seco, comencé a lijar con una lija fina las esquinas y los bordes. No en todos lados, solamente en algunos sitios, para aparentar el roce y el paso del tiempo.




Donde lijé, apareció la imprimación y la madera que está debajo.

Luego pasé un trapo para quitar el polvo del lijado.

Por último le apliqué con un trapito cera de patinar con tono nogal para envejecer y acentuar el tono.
La dejé actuar por 15-20 minutos y luego, a frotar! con un trapo limpio.




Por último solo queda añadir los tiradores, pueden ser todos iguales o diferentes. Que por cierto los compré en Zara Home en rebajas.
El tirador de cristal fue de un proyecto pasado que me sobró (una cómoda preciosa que si quieres verla pincha aquí)



Le coloqué unas alcayatas por detrás para poder colgarlo.

Y listo!!





Espero que te haya gustado, si es así, no olvides subscribirte para recibir mis próximas entradas.

Un saludo y hasta el próximo Trasto con Arte!

1 nov. 2016

Un recibidor restaurado con encanto.

Bienvenid@ a Trastos con Arte!!

Esta vez te traigo una mesa recibidor de madera muy elegante.



Aparentemente parece que esta realizada con una gran madera, pero en cuanto la sostienes te das cuenta que es muy ligera.

Comencé decapando todo el barniz viejo y así quedó.




Tapé algún agujero con pasta y encolé algunas partes para reforzar.




Luego lijé toda la pieza, apliqué matacarcoma como si pintura se tratara para prevenir futuros ataques de carcoma. Se deja secar 24 horas.


Preparé el tinte hecho con óleo color sombra tostada con secativo de cobalto.
Se quedó color nogal. Mientas más óleo y menos secativo, el color es más intenso.
Realicé unas pruebas debajo de la mesa donde no se veía para ver el tono.



Una vez seco, así quedó teñido.



Realicé la técnica que me encanta realizar, que consiste en aplicar una pintura al agua (en esta ocasión elegí un color azul turquesa) en las ranuras del tallado, y removí gran cantidad con un trapo húmedo. Quedando la pintura solo dentro de las ranuras y el tallado.




 Una vez satisfecha paré y dejé secar la pieza.



Pero, no me convenció. Quería más contraste entre el tono nogal y el color turquesa. Así que en vez de barnizar con un barniz incoloro, decidí añadir un protector de la madera al agua color nogal para intensificar el tono.




Me gustó el tono que finalmente cogió la madera PERO... se oscureció demasiado el color azul, no quedé contenta :(

Casi no se aprecia el tono azul turquesa...

Así que volví a añadir color con la misma técnica del empolvado. aplicando color en las ranuras y pasando un paño húmedo para quitar el exceso.




Ok!! Ahora si estaba contenta!!

Por último, añadí cera incolora en toda la pieza. La deje actuar durante 15-20 minutos y después bruñí con un trapo de algodón.





Y apliqué cera para patinar color nogal en la parte superior del tablero, 20 minutos y bruñí con un trapo de algodón.



Como es muy ligero, tuve que añadir unas alcayatas para sujetarlo a la pared.




Terminado!!




Espero que te haya gustado, si has disfrutado de la transformación déjame un comentario, estaré encantada de recibirlo y no te olvides de suscribirte para recibir más publicaciones.

Muchas gracias por visitar el blog y hasta el próximo Trasto con Arte!! ;)






11 sept. 2016

Lámpara de pie restaurada

Hola! Bienvenid@ a Trastos con Arte.
Vengo con una lámpara preciosa!!

Ta Chaaaan!!!!



Bella no crees? Solo necesita un poquito de cariño. Nada mas.

Esta belleza la compré por 10 Euros. Me pareció ideal para el rincón de casa que quiero crear con un sillón que realicé hace unos meses. Si quieres ver como transformé el sillón pincha aquí.

Bueno, lo primero de todo, analizarla, después limpiarla con agua jabonosa. 
Primero quitar las telarañas y después con una parte de aguarrás y otra de alcohol de quemar froté suavemente con una lana de acero para quitar el oxido pero no quitar del todo el pan de oro que llevaba.
Después apliqué un liquido parador de oxido.


Y así quedó, me encanta el rojo inglés que sobresale. 

La enceré con cera de abeja incolora para protegerla y sellar.

Solamente añadí un poco más de dorado en algunos sitios con el Goldfinger después del encerado. 

Ahora pasemos a la mampara. Quité con mucho cuidado la tela vieja, poco a poco.



No estaba segura de quedarme con la mampara antigua, pero en cuanto terminé de quitar la tela vieja, supe que solamente necesitaba añadir una tela nueva encima de donde quité la antigua. 

La pegué con pegamento para tela.



Le añadí cinta bies y pasamanería.

La pasamanería que compré era preciosa pero estaba demasiado limpia y nueva, así que decidí sumergirla en té para teñir su color y dejarla un poco más "vintage".

Al té le añadí sal, para fijar el color a la tela. Y la dejé secar.


Comencé por colocarla. Poquito a poco iba pegando justo al lado, casi encima de la tela.


Una vez coloqué la pasamanería cubriendo la tela perpendicularmente.

Después, pegué la cinta biés con pegamento para tela al rededor por ambos lados.


Hubiese ido más rápido si hubiera tenido pinzas de la ropa para sujetar lo pegado... Pero no las tenía a mano. 

Finalicé colocando la pasamanería por todos los bordes. 


El resto de la mampara la enceré con cera incolora de abeja y le saqué brillo.

Una vez terminado le cambié todo el cableado, usando el antiguo cableado como guía para unirlo al nuevo y tirar del por todo el interior.


Y así quedó mi lámpara, a juego con el sillón de madera..


Muchas gracias por visitar mi pequeño blog.
Si te ha gustado no te olvides subscribiste para recibir nuevas entradas.


Un saludo y nos vemos en el próximo Trasto con Arte!! 




1 ago. 2016

Reloj Antiguo Restaurado

Hola! Bienvenidos a mi pequeño blog, Trastos con Arte.

Hoy tengo una entrada muy especial. Se trata de este reloj de mesa antiguo.
Ha estado en la familia por muchos años y ya era hora de mimarlo un poco como se merece. Ya que nunca ha dejado de trabajar el pobre...

Waterbury Clock Company. Large Gothic V.P. 

Se trata de un reloj de la marca Waterbury Clock Company. El modelo es Large Gothic V.P.
Es americano, del año 1870-1880 aproximadamente.

Parte trasera con instrucciones del fabricante.

Para poder restaurarlo, lo primero es ir a un relojero, para que pueda sacar la maquinaria y guardarla mientras nosotros restauramos la caja. Una vez terminemos, el relojero puede colocar la maquinaria de nuevo en la caja restaurada.
En mi caso, el reloj funcionaba bien. Solo hacia falta engrasar la maquinaria.



Consejo: Si tienes acceso al relojero de un pueblo mucho mejor, ya que estará mas familiarizado con relojes antiguos. Y no te cobrará un precio desorbitado como lo haría un especialista en la ciudad.

El estado es francamente mal, al estar hecho con chapa, la madera parecía intacta, pero en el interior estaba completamente carcomido por la carcoma.












Comencé tapando la el impreso de las instrucciones y protegiendo el cristal. No queremos que se estropee nada de esas reliquias.

Comenzamos el decapado, antiguamente se le añadía a todos los muebles betún, aceites de linaza, alcanfor y grasas... Añadían y añadían para proteger, pero no quitaban las capas anteriores...



Bueno al tajo!! Comencé removiendo todo el lacado rojizo que llevaba con decapante, dejándolo actuar varios minutos y luego con la rasqueta raspando siempre a favor de la veta.
Y luego un lijado fino al sentido de la veta.

Al quitar todo el barniz, podía detectar como la madera se hundía, ya que por dentro estaba prácticamente hueca.


Vacié todo el desecho de la carcoma  (las bolitas marrones en forma arenosa) y a continuación inicié el proceso de inyectar matacarcoma dentro de todos las galerías interiores para combatir a la carcoma.



El reloj me cabía perfectamente en una bolsa de basura, así que después de inyectar y aplicar toda la matacarcoma lo metí dentro de la bolsa cerré quitando el máximo aire posible. Lo até, y luego añadí otra bolsa mas, para asegurar que no hubiera ningún escape de aire.
Lo que conseguimos con esto es ahogar al bicho.

Lo deje en cuarentena, al menos un mes. Para mejor resultado, abrir la bolsa en 15 días, volver a aplicar el matacarcoma y cerrar otros 15 días.

Consejo: Combate la carcoma después de decapar toda la pintura, barniz etc, ya que absorberá el tratamiento mucho mejor.

Pasado ese tiempo empecé a rellenar todas la galerías interiores y huecos con una pasta hecha de serrín y cola.

Dicha pasta la hacía lo suficientemente clara para meterlo en una jeringa grande, que ayudará a rellenar 


Con mucha mucha mucha! paciencia tuve que rellenarlo poco a poco, para que se fuera secando.



Cuando finalmente estaba relleno de la masilla de serrín cola le encolé una tabla de madera que sustituye a otra que estaba carcomida, a la base, para que tuviera mas peso y estabilidad.

Comencé con el marco de la puerta. Le quité las bisagras y las guardé.
Con ayuda de una lana de acero fina, lo empapaba en una mezcla de aguarrás y alcohol. Pasaba la lana de acero y lo limpiaba con un trapo de algodón.





Poco a poco fue apareciendo el estuco en blanco.
Con mucho cuidado de no raspar demasiado dejé todo el estuco al descubierto.



Una vez limpio, había que dorar el marco. Tenía varias posibilidades, una de ellas era usar el pan de oro. Pero yo opté por algo mas sencillo, pintarlo con Lefranc Dorado liquido, color oro florentino.
Me ayudé de una cinta de pintor para no salirme.




Una vez seco, lijé una vez mas con una lija finita, y le apliqué un tinte para resaltar la veta.
El tinte lo preparé mezclando secativo de cobalto con oleo color tierra sombra tostada, que le da un tono nogal.


Ya parece otra cosa verdad? Estaba casi listo...

Le apliqué un barniz incoloro al agua.


Por detrás, para proteger las instrucciones del fabricante le apliqué agua cola.
En un principio queda blanco, pero al secarse se queda totalmente transparente.
La cola lo protegerá para que no se siga despegando.




Finalmente lo enceré con cera incolora.
Lo llevé al relojero donde le quitó la maquinaria, le puso el reloj  con la maquinaria engrasada y a punto. Muchas gracias Joyería Darri!

También darle las gracias a mi maestro Tony, por sus consejos y apoyo.

Ahí van unas fotos de nuestro nuevo reloj!

Muchas gracias por visitarme si te ha gustado no te olvides de suscribirte para mis próximas entradas y hasta el próximo Trasto con Arte!!