25 sept. 2018

Transformación de una zapatera de Ikea

Te doy la bienvenida a Trastos con Arte. 

Hoy te traigo una transformación de un mueble de Ikea, concretamente el Brusali, que es una zapatera.



La zapatera me costó 49 €, estaba en promoción.

Zapatera Brusali Ikea


A mi me gusta darle una segunda oportunidad los muebles, intentar arreglar muebles viejos o antiguos, pero en este caso necesito un mueble con unas dimensiones muy concretas para el hueco que dispongo.

Por supuesto no lo iba dejar así... Vamos a darle una vuelta de estilo y personalidad! Lo que quería conseguir era que se pareciese al tono de unos jeans muy desgastados.

La reina de esos efectos es Dionne Woods, es una increíble Artista que a parte de pintar cuadros, realiza unas transformaciones con color en muebles que son asombrosos. Visita su blog, totalmente recomendable.


Así que me puse manos a la obra y comencé con un lijado suave con una lijadora orbital para que agarre mejor la pintura, Y limpié el polvo del lijado. 

El mueble necesitaba algo de relieve para poder tener un poquito más de profundidad, yo tenía estos moldes de silicona y con pasta de papel se forman con facilidad.




Aún frescos le añadí cola y los pegué de forma que quedara armonioso.

Transcurrido 24 horas, el mueble estaba preparado para ser pintado.



Yo tengo este tono de gris invernal que es pintura a la Tiza, Partiendo De esa pintura realicé tres tonos, que son los que vamos a utilizar. A uno le añadí un poco de tinte azul y le di a todo el mueble una primera mano de pintura de ese tono.
Luego cree otro tono un poco más oscuro añadiéndole tinte negro a la mezcla previa.



Y otro un poco más turquesa añadiendo al gris invernal un chorro de tinte azul, unas gotitas de negro, y amarillo para que quedara ese azul turquesa intenso. 

Bueno, en todo caso si lo prefieres puedes comprar las pinturas con las tonalidades exactas, pero yo prefiero realizarlas en el momento.

Una vez seca la primera capa de pintura añadiremos hacia los bordes la pintura número dos, el tono medio. Y seguidamente el tono más oscuro en los bordes.





Aún fresca la pintura, rocíe agua con spray por toda la superficie para que se entremezclaran los colores y me ayude con las brochas.
En cada cuarterón del frontal del mueble hice lo mismo. De manera que siempre en el centro queda más claro y en los bordes más oscuro.
Le seguí rociando agua hasta que estuve feliz con el resultado.




Satisfecha del resultado. había que dejarlo secar. 24horas.




Con un trapo mojado en agua fui eliminando los excesos de pintura en ciertas partes del mueble para envejecerlo como en Las molduras.




Le apliqué una cera incolora, por todo el mueble y le saqué brillo. 
Hay ciertas partes que le añadí una será con una pátina color cobre para darle más profundidad a ciertas zonas. Aunque le di demasiado, y no me gustó, lo rebajé frotando cera incolora para remover tanto cobre.



Ahora el mueble necesita otros tiradores, tengo estos de antiguos proyectos, al final elegí tres tiradores diferentes para cada cajón. 





Bueno y este fue el resultado final espero que te guste. 





Muchas gracias por visitarme y espero verte en el próximo Trasto con Arte.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog.