17 may. 2017

Espejo Marroquí de madera tallada

Hola! Bienvenid@ a Trastos con Arte!

Esta vez te traigo un espejo hecho a mano... Tuve la suerte de viajar a Marruecos, invitada por unos amigos estupendos. Muchas gracias Rachid y Florence!

Bueno, ya tenia mi recibidor transformado, ahora le faltaba un espejo para completar.
Aproveché para coger medidas del espacio y me fui a Marruecos en busca de mi espejo (entre otras cosas...;) 

Mis amigos tienen la casa en un barrio a las afueras de Marraquech, y en su barrio hay todo tipo de negocios y tiendas, también hay varios artesanos de la madera. Así que me decidí a encargara un marco para mi espejo.

Les dibujé un poco la forma de como quería que fuera el marco, pero el tallado del interior lo dejé a libre elección del artesano.

En solamente 2 dias me terminaron el marco, y el precio de la madera y el tallado fue de 35€ al cambio... increíble verdad?

Bueno, pedí que me dieran las piezas sueltas, sin encolar, para que cupiese en la maleta.



Estaba super contenta con mi marco.

Una vez terminado nuestro viaje en Marruecos, me puse a trabajar con mi marco.

Lo primero que hice fue encolar las partes, usando una escuadra para sacar los ángulos rectos.



Lijé toda la pieza con cuidado.

Apliqué el mata-carcoma liquido por toda la pieza, esperando 24 horas para que la madera absorba el producto. (Más vale prevenir que curar)


Esto que ves a continuación es masilla de chapista, es ideal para rellenar cualquier hueco, se mezcla con un poquito de secativo y una vez aplicada, se lija sin problemas.
La masilla puede venir en varios colores, esta que ves es en gris (lo rojo es el secativo) pero lo mejor de esta masilla es que podemos teñirla aplicándole un poco de oleo del tono que escojamos, una vez mezclada, podemos agregar el secativo.




En esta ocasión yo no teñí la masilla, pues iba a pintar la pieza completa.
Así que me puse a tapar las uniones del marco con masilla de chapista, aplicando con un pincel un poquito de cola al hueco.


                             


Al lijar, la masilla solo debe de quedar en el hueco y no en el resto de la madera.

Una vez seco empezó la parte mas divertida... Me puse a pintar.



Use 2 colores con efecto a la tiza, Azul Profundo de Xylazel y Marrón Yute de Xylazel.

Primero use el tono azul por toda la pieza, luego para acentuar el copete arábico pinté con cuidado el relieve del interior.

Una vez seco decapé lo tallado para dar juego con los tonos.

Y así quedó mi espejo, a falta de mandar el marco a la cristalería... Pero no queria dejar de postear esta entrada ya que he tardado mucho en publicarlo. 



Bueno, espero que hayas disfrutado de la transformación y nos vemos en el proximo Trasto con Arte!!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog.